Blog Historia

Historia

Desde la década de los años 80, diferentes instituciones nacionales e internacionales identificaron de manera preliminar las Serranías Chiquitanas y los valles del Bosque Seco Chiquitano, como un sitio de potencial importancia para la conservación de la biodiversidad. La realización de distintas investigaciones confirmaron el valor ecológico y cultural del área. El PLUS- Santa Cruz (D.S. 24124 de 21 de Septiembre de 1995), declara como “Reserva de Inmovilización Nº 6”, a un área de 400.000 Has de superficie, correspondientes a la serranía de Santiago, el Valle de Tucavaca y la serranía de Sunsas en los municipios de Roboré y Puerto Suárez, recomendando la creación de una extensa Área protegida a lo largo de todo el Valle del río Tucavaca y los sistemas de serranías circundantes, y estableciendo un plazo de cinco años para su categorización definitiva.

El año 1998 el municipio de Roboré propone la creación de la Reserva Biológica Municipal de Tucavaca, y solicita al PLUS la ejecución de estudios para la recategorización formal del RIN. A esta propuesta se suma la mancomunidad de la Gran Chiquitanía.

En el año 2000, en vista de que el plazo de vigencia del RIN fenecía, el municipio de Roboré, con el apoyo de la Mancomunidad de la Gran Chiquitania, y mediante Ordenanzas Municipales, impulsó la declaratoria del área protegida, “Reserva Municipal del Valle de Tucavaca”, la cual fue finalmente realizada por el Municipio de Roboré a través de una Ordenanza Municipal el 19 de agosto del 2000 O.M. N°013/2000.

Desde el momento de su creación, la responsabilidad de la gestión del área protegida es asumida por el Municipio de Roboré, bajo diferentes acuerdos. A partir del 2002 cuenta con un Plan de Manejo de la Reserva Municipal del Valle de Tucavaca, el que es actualizado mediante la presente propuesta en base a la experiencia adquirida en casi 10 años de gestión.

Luego mediante Resolución Prefectural N°08/2006 se declara “Reserva Departamental Valle de Tucavaca.” El 2009 mediante O.M. Nº 32/2009 es declarada Área Protegida Municipal y finalmente ratificada mediante Ley Municipal 001/2011 como “Reserva Municipal de Vida Silvestre Valle de Tucabaca.” Ahora, se la conoce como “Reserva de Vida Silvestre Tucabaca” por la O. M. 018/2013, que aprueba la actualización de su Plan de Manejo.